No me dejes caer: Capítulo 20



 Amigos solamente


Me removí entre la cama optando por una posición más cómoda mi pecho estaba pegado al colchón y mi cara descansaba sobre la mullida almohada, una mano acaricio mi cabello y lo hizo de lado, algo en mi me decía que debía de abrir los ojos pero estaba disfrutando de esta tranquilidad y felicidad que me invadía, unos labios comenzaron a besar mi espalda baja y subiendo lentamente hasta mi nuca, mi cuello hasta llegar a mi oreja


—Se que estas despierta— ambos reímos

—Buenos días

—Indudablemente— me gire hasta quedar frente a él, jale la sabana para cubrir mi desnudes a lo que el sonrió antes de rozar mis labios ligeramente, se levanto de la cama intente no observarlo pero fue una tarea difícil no podía aparatarla de su escultural cuerpo

—Quieres café— le pregunte después de que cerró la puerta

—Aun es temprano para salir de la cama

—Solo iré por un poco de café, té traeré uno— tome un panty de uno de los cajones y también su camisa que estaba justo a los pies de la cama, deje los tres primeros botones abiertos cubría solo lo necesario

En menos de 10 minutos ya estaba de vuelta en la habitación con Edward tendido en la cama de nuevo con el pantalón de su pijama, intentaba encontrar algo en el televisor que no se dio cuenta de que había llegado

—Puedes dejar el canal de finanzas

—Sabes creo que mi camisa luce mejor en ti

—Sí creo que luzco sexy— gire lentamente para intentar no derramas el café

—Muy sexy— me senté junto a él viendo el reporte de finanzas—Chica sexy podrías descansar un poco, trabajas demasiado

—Chico Irresistible tú debes de mantenerte actualizado para una mejor atención a tus pacientes cierto?— él asintió— es lo mismo, solo que yo necesito actualizarme varias veces al día, mientras tú a lo mucho un par de veces al año

—Tu ganas esta vez porque tienes razón, no se mucho de finanzas y esas cosas pero sé que cambian constantemente

—Siento si te aburro con esto— señale la televisión

—Mi atención está puesta en algo más interesante— me reí abiertamente

—Me alegra que te guste lo que ves— deje mi taza sobre la mesita de noche moví mi pierna haciendo que su camisa dejara mas piel descubierta, no aparte la vista del televisor, lo escuche jadear—Te sucede algo

—Sabes lo que me haces

—Yo?—pregunte inocentemente, su mirada brillaba junto con su sonrisa—que estas tramando Cullen

—Venganza Swan— grite de sorpresa, me había tomado de cintura y girado sobre la cama hasta quedar sobre mí, beso lentamente mi cuello mientras desabrochaba los botones restantes dejándome al descubierto

—Espera Edward— me moví un poco para ver el último reporte, el cual no fui capaz de ver por qué sus labios se adueñaron de mi seno derecho una corriente recorrió mi cuerpo haciendo que cerrara los ojos, mis manos se hundieron en su cabello, abrí mis ojos al notar que se separaba de mi— No me dejaste terminar de ver el reporte

—Tú, me provocaste

—Puede que un poco— lo atraje hacia besándolo, mis manos de deslizaron por su espalda hasta llegar al resorte de su pantalón, las introduje lentamente sintiendo como repentinamente se comenzaba a tensar

—Así quieres jugar— reí tontamente antes de enredar mis piernas en su cintura y sentir sus manos acariciarlas delicadamente hasta llegar al borde de mi panty

—Ahora tu eres el que me está provocando— nuestros labios se rozaron suevamente hasta que comenzaron a moverse a un compas lento pero que me permitían disfrutar su sabor, mis dedos se enrollaron con algunos mechones de su cabello su mano abarco mi seno derecho

—Arri…!— me lleve mis manos sobre mi pecho y gire mi rostro hacia la puerta donde estaba Alice y Jasper con los ojos abiertos como platos— Lo siento tanto, no sabía que ustedes bueno ustedes estaban

—Te dejamos tu ropa Edward, los esperamos en la sala— corto Jasper antes de cerrar la puerta

—Esto es vergonzoso, no te rías Edward— lo observe molesta— como a ti no te vieron prácticamente desnuda

—Lo siento pero no lo había visto desde ese punto, será mejor que nos cambiemos— La próxima recuerda de cerrar con seguro

—Sí, me daré una ducha rápida

—Yo hare lo mismo

Me aliste lo más rápido que pude, aun seguía en mi cabeza la mirada perpleja de nuestros visitantes inesperados además de que me sentía realmente avergonzada por eso, salí rumbo a la cocina donde se encontraban la parejita inoportuna bebiendo café, deje las tazas en el lavaplatos, me gire quedando de frente a ellos

—Bella, estoy tan avergonzada

—Lo sentimos, no creímos que los encontraríamos así

—Te creo, para la próxima intenta llamar antes de entrar

—No estás molesta?

—No me gano nada, lo hecho, hecho esta— le sonreí

—Que es tan gracioso— se coloco junto a mi

—Solo hablábamos de lo ocurrido esta mañana y que debería de llamar antes de…— enarque una de mis cejas y vi al par inoportuno— Como entraron?

—Bella tiene razón como entraron?

—Bueno, ayer que nos fuimos no sabíamos si iban a dormir muy bien, no pensábamos en eso, es que se quedarían hablando hasta tarde por eso no quisimos llegar antes así que tome tus llaves— por primera vez observe mi reloj y vi que eran las 10 y tome las llaves que me entregaba

—Ya desayunaron— pregunto Edward

—Veníamos por ustedes para ir todos a desayunar, los demás no tardan en llegar

—¿A quienes te refieres?

—Rose, Emmett y Jacob

—Veo que con el único que Jake tenía problemas era con Edward

—Como te pudiste dar cuenta mi hermano es algo posesivo

—Si ya lo creo, pero conmigo deberá de controlarse

—Ahora veo quien manda en la relación— se burlo Jasper haciendo reír a nosotras

—No te queda hablar de eso Jasper no quiero decirte que Ali es quien manda en su relación

—Eso…— reí más fuerte al ver que se había callado por una mirada penetrante de su novia

—No tienes que demostrarle nada Jazz— escuchamos el timbre todos simultáneamente nos dirigimos a abrir

—Nos extrañaron— los brazos de Emmett me levantaron

—Claro, no te imaginas cuanto— respondí sarcástica

—Se nota en tu voz cargada de alegría de vernos

—Hola Bells

—Jake— lo abrace después de que Emmett me hubiera soltado

—Basta de saludos , muero de hambre

—Era raro que no lo dijeras, hay un restaurant cerca muy bueno

—Y que esperamos— tome mis cosas y salimos juntos, nos dividimos en el auto de Rose y el de Jasper cuando llegamos nos dieron una mesa en el jardín

—Ya estaban despiertos o los despertaron este par— pregunto Emmett, a lo que Alice y Jasper rieron por lo bajo Edward me miraba y yo solo bufe— que sucede

—Bueno es solo que…

—Ni te atrevas Alice Cullen

—Que estaban haciendo?

—Nada que te importe Emmett— corte fríamente, no quería hablar de ese hecho

—Ya entiendo los encontraron quemando calorías

—De hoy en adelante llamare antes de entrar

—Pobre no quiero imaginar que imagen tan perturbadora presenciaste

—También Jasper— todos estallaron e risas

—Si muy gracioso, solo por esto creo que alguien tendrá que conseguir su propia entrada

—De que hablas

—Que tengo entradas disponibles para la semana de la moda

—La conseguiré— contraataco Alice como si no le importara

—Bueno Rose que dices quieres ir?

—Me dejaras Rose— ahí estaba el puchero, la pobre de Rose solo nos veía a ambas

—No creen que es muy infantil esta actitud

—Es primera fila y con pase detrás de bambalinas— ambas gritaron

—Bella no me puedes hacer esto

—Ya no es tan gracioso lo de esta mañana cierto

—No lo es, chicos quiero que muestren más respeto y no se entrometan en la privacidad de Bella el próximo que se burle o haga algún comentario se las verá conmigo— reí abiertamente

—Gracias Alice, pero el daño ya está hecho y no te preocupes te llevare bueno recuerdos

—No hablas en serio

—No seas tonta, claro que estarás ahí, ambas

—Lo escucharon estaré en primera fila

—Bella pero como los conseguirás

—No olvides con quien hablas, además de cómo soy una de las organizadoras de una de las fiestas más solicitadas me dan las entradas que quiera y en lugares preferenciales

—Tienes tanta suerte, siempre hemos intentado estar en primera fila pero nunca lo conseguíamos

—En una semana me llega los horarios de cada uno de los desfiles, podremos elegir juntas a cuales asistir, además de que puedo presentarles a algunos diseñadores sé que eso les ayudara

—Al menos este año no iras con Renée

—Es lo mejor de todo Jake

—Comida!— el mesero había llegado con nuestra orden, la mirada de Jake se poso en mi plato el cual era solo fruta mientras el de los demás eran huevos con tocino, jamón o Hot cakes, en el caso de Emmett eran ambos

—Solo comerás eso

—Si

—Que sucede contigo?

—Nada

—Ese nada no me gusta, Bella se que parezco tonto pero no lo soy sé que algo no anda bien y me duele que no me lo quieras decir

—No puedo comer, contento

—No entiendo

—Prometo contarte todo este no es el momento ni el lugar indicado

—Pero lo harás

—Si

—Júralo— lo vi con la intensión de escupir sobre su mano

—Jake no hagas eso, es realmente asqueroso, creo que debemos de buscar otras formas de hacerlo

—Si creo que tienes razón— solo estrecho mi mano— es un trato

—Jamás rompo uno

—Menos platica y coman— sonreí al ver a Emmett quien era un milagro que no se atragantara con todo lo que tenía en su boca, comencé a comer mi fruta lentamente, aun era molesto sentir la sensación de mi estómago lleno, me había acostumbrado tanto al vacio que en este momento me resultaba difícil seguir comiendo

—Bella— la voz tensa de Jake me saco de mis divagaciones—Tus padres y vienen hacia acá

—Hola chicos— saludo mi padre y mi madre se limito a sonreír

—Isabella, puedes acompañarnos un segundo

—Que no deberían de estar en el club en lugar de aquí

—Vamos a nuestra mesa

—No tardo— los seguí y me senté con ellos unas cuantas mesas lejos de donde había estado— que es lo que quieres decirme

—No nos dijiste donde estaba tu departamento

—Además hable esta mañana con uno de mis asesores de bienes raíces y dijo que no abra problema para venderlo, solo necesito que firmes un par de papeles ya que esta a tu nombre

—Que parte de la que no lo voy a vender es la que no te quedo clara ayer

—Piensa lo que dirán cuando se enteren que vives fuera de casa

—Basta no lo voy a vender así que creo que es momento de que se hagan a la idea

—Lo venderás

—No lo hare

—Podríamos discutir eso en otro sitio, nos están observando— bufe

—Mañana hablaremos en la oficina— sentencio mi padre, me levante una idea se me vino a la mente antes de irme, me comportaría tal como ellos

—Has una cita con Megan, mañana tengo un día ajetreado, aun tengo la organización del baile

—Cita, no olvides quien soy

—Tengo compromisos que demandan mi atención, así que llama a Megan— tomo mi mano con brusquedad

—Suéltame— la retire al sentir que dejaba de presionarla

—Por dios es verdad, mañana mismo llamare a las chicas y lo comenzaremos a organizar tengo el lugar perfecto

—Renée, de que estás hablando¡

—Del baile, ya falta tan poco y tantas cosas por organizar

—Este baile es mío, el fracaso o la gloria serán solo míos, así que mantente al margen, esta vez tus opiniones no son bienvenidas

—Que dices, con qué cara veré a mis amistades sin saber qué es lo que les espera, porque siendo tú la encargada será un total fracaso

—No lo será, si me disculpan tengo cosas más importantes que hacer— camine hasta donde estaban todos, Edward coloco su mano sobre la mía, de inmediato la separe

—Que sucede— pregunto Emmett al notar mi reacción

—Mis padres aun no lo saben, y prefiero que aun no lo sepan

—Qué? Es que no quieres que te vean junto a mi hermano— tenso su mandíbula

—Emmett, no me avergüenzo de nada porque eso es lo que estas insinuando, de hecho soy afortunada por tener a Edward, es solo que no quiero que lo lastimen y en estos momentos las cosas no son las mejores y prefiero que su coraje sea conmigo y no intenten hacerle algo

—El sabe cuidarse— su voz se había suavizado

—Sus padres son realmente crueles— corto Jake, lo abrace y lo bese en la mejilla, el haba soportado los contantes desplantes de mi madre solo por mí, era un gran amigo

—Come, no nos iremos hasta que termines tu desayuno—bufe, pero no opuse resistencia, me sentí orgullosa de mi al notar que solo hacia dejado 6 trozos

—Todo Bella

—Podemos irnos, en verdad no quiero seguir aquí— pidieron la cuenta y salimos, todos se despidieron de mis padres, en el rostro de Jake había un rastro de burla yo solo mantuve la mirada y camine hacia la salida, regresamos a mi departamento que se había convertido en el nuevo centro de reuniones

—Bells, podemos hablar por unos minutos

—Claro, ya volvemos— roce los labios de Edward antes de salir con Jake a la terraza

—Me contaras de que va todo esto— tome aire

—Recuerdas de lo que hablamos el día que te eche de mi oficina, tenias razón no soy la misma de antes, muchas cosas han cambiado, mis amistades, mis prioridades y hasta mi vida habían tomado un rumbo completamente opuesto, cometí muchas estupideces y esta fue una de ellas

—Dejaste de comer— asentí

—Desde hace tiempo comía lo necesario y debido al trabajo comencé a saltarme las comida juro que no lo hacía intencionalmente mi mente estaba tan ocupada en otras cosas que olvidaba hacerlo, pero después vino Renée comenzó a asediarme con tonterías y prácticamente sobrevivía a base de agua

—Ahora más que nunca odio a Renée, como es capaz de orillarte a eso

—Sabes que a ella solo le importa la apariencia y sus amistades

—Tú eres inteligente

—Creo que después de todo no lo soy tanto

—Que otras cosas hiciste

—No te culpo si te quieres alejar de mí

—Habla me estas asustando

—Llegue a utilizar drogas a perderme en el alcohol, mentiría si te dijera que no me importa no hacerlo, la verdad es que mi cuerpo me lo exige, pero es algo soportable algo que puedo manejar y que estoy canalizando por medio del trabajo

—Drogas?

—Drogas Jake, aun no estaba completamente metida en ese mundo, es por eso que lo he podido sobrellevar yo sola, recuerdas que ayer preguntaste porque había sido hospitalizada— asintió, levante mi rostro y observe el cielo que estaba nublado no tardaría en llover— una sobredosis que yo misma me provoque, planeaba salir de la empresa, manejar y morir en un accidente, no quería ser como las típicas que se toman un frasco de pastillas o se cortan las venas

—Al fin de cuentas hiciste lo mismo un acto sumamente cobarde y estúpido, en qué demonios pensabas Isabella

—Solo en terminar con esto, no sabes lo difícil que se ha vuelto soportar a mis padres

—Me lo puedo imaginar, pero dime a quien debo de agradecerle que estés aquí

—A los chicos, gracias a ellos estoy aquí, estuvieron ahí aun cuando me porte como una estúpida chica engreída

—Dios Bella, yo no fui un gran amigo perdóname, cuando me echaste solo me aleje y no intente ver más haya

—No tienes porque disculparte, yo estoy tan avergonzada por la manera en que te trate, no eres el único que he tratado mal, he lastimado a varias personas que no se lo merecían, solo lo hacían para ayudarme y yo me oponía solo por intentar seguir con esta estupidez

—No hay rencor, solo quiero que me prometas que harás todo para recuperarte, así tenga que estar cuidando tu alimentación, sabes que soy capaz

—Te lo prometo

—No veo que lo intentes realmente

—Jake uno no se cura de la noche a la mañana necesito tiempo

—Solo que no sea demasiado, no te imaginas que sería de mí sin ti

—Sabes que siempre tendrás un lugar muy importante en mi corazón

—Pero no el que me hubiera gustado— me tense al escuchar esa frase juro que no la esperaba, sabía que solo tenía un significado pero me negaba a creerlo

—Jake…

—No necesitas decir nada, se que en el corazón no se manda y que solo me quieres como un amigo o como el hermano que no tuviste, se cuando perdí y este es uno de esos momentos se que lo que sientes por él es muy diferente a lo que sientes por mi

—Jake yo no…

—Tenia que decírtelo, espero que esto no cambie nada, soy un buen perdedor y esta vez debo de admitir que no tenía opción de ganar

—Amigos?

—Amigos Bells— me estrecho entre sus brazos, este abrazo era diferente cargado de amor y cariño

—Sera mejor que regresemos

—O el celoso de tu novio querrá matarme

—A veces es un poco celoso

—No lo culpo, yo te cuidaría igual— lo golpee en el brazo

—Pensé que te había secuestrado

—No— sonreí al ver a Edward sacando una botella de agua del refrigerador

—Me voy, antes de que se pongan empalagosos— sonreí y me acerque levemente a mi radiante, entrometido y celoso novio— Escuchaste nuestra platica

—No

—Vamos tu voz te delata mi amor

—Lo siento, Salí cuando vi que ya habían tardado y escuche solo una parte

—Que escuchaste

—El prácticamente se te declaro— apretó los dientes

—A mi no me importa él, solo me importa un solo hombre

—Y como es él, me pondré celoso— fingió enojo

—Es el hombre más guapo, sencillo, inteligente de unos hermosos ojos verdes

—Si— susurro dejando un beso en mi cuello

—Ya dije que es increíblemente tentador y el único hombre que me hace estremecer con sus caricias, sus besos y que me ha hecho conocer el significado de la palabra placer

—Suena como que es muy bueno en la cama

—Excelente— reímos antes de que me besara con pasión y urgencia, su simple roce hacia que me olvidara de lo que nos rodeaba

—Podrían irse a una habitación o esperar a que no estuviéramos

—Gracias por arruinar el momento Emmett

—Cuando quieran, yo solo venia para ver que comía y me encontré en el inicio de lo que podría ser una película porno, no sé si son consientes pero prácticamente se devoran y parecen pulpos

—Emmett!— le gritamos

—Solo les aviso— tomo una manzana se giro antes de salir— por cierto solo lo hago por hacerte sonrojar Bella

—Emmett ni te atrevas a mencionar esto o Carlisle se podrá enterar de lo que paso en despacho

—No te atreverías Eddie

—No me digas Eddie y si me atrevo

—Me vengare

—No te ibas— le recordé mientras abrazaba a mi novio

—No olviden que seguimos aquí

—Tú te encargaras de que no lo hagamos

—Bella te molestaría si me quedara contigo estos días, estaré más tranquilo

—Me agrada la idea pero que es lo que te tiene intranquilo

—Demetri, no quiero que se te acerque

—Estaré bien, pero si eso te hace mantener tranquilo puedes instalarte en este departamento

—Haciendo planes

—Es el día de las interrupciones— bufe molesta al notar que todos estaban junto a nosotros

—Mis padres quieres que vayamos por algunas cosas, les importaría si nos vamos— cuestionó Rose

—En lo absoluto

—Yo también me tengo que ir, debo de prepararme para mañana, además tengo un compromiso

—Nos vemos pronto Jake

—Aquí estaré mañana

Después de un rato acompañe a Edward a su casa por un poco de ropa y su auto, me agrado el que la casa estuviera sola no sabía que podría decirle a Esme y Carlisle ellos se merecían una disculpa por mi comportamiento.

El domingo paso rápidamente entre platicas y revisando cada uno sobre su trabajo hasta que oscureció, cenamos juntos y pronto nos fuimos a la cama, me envolvió en sus brazos hasta quedarnos profundamente dormidos

El día comenzaba, como lo sabía por el maldito despertador, cubrí mi cabeza con la almohada mientas apagaba el odioso aparatito

—Despierta bella durmiente

—Odio la facultad

—Vamos es tu último semestre

—Me daré una ducha— quite las mantas pero no me levante, en verdad que no quería hacerlo

—No veo que en verdad te quieres levantar

—Ya voy— me levante, me duche y me arregle rápidamente, camine hasta la cocina donde Edward leía el periódico mientras tomaba una taza de café, su cabello aun estaba húmedo, llevaba su bata blanca haciendo lucir más guapo

—Te sienta bien la bata, nunca te había visto con ella— separo la vista del periódico y me miro sugestivamente

—Tu siempre luces magnifica, a qué hora sales de la facultad?

—Hoy a la 1 el resto de la semana a las 3— me senté junto a él con un plato de cereal

—Comemos juntos?

—Claro

—Donde nos vemos?

—La empresa queda en un punto intermedio para ambos, pero si prefieres puedo ir hasta el hospital

—Te veo en la empresa, creo que esta es tu sección favorita— me dio la sección de finanzas la revise rápidamente mientras comía un poco más, no había llegado ni a la mitad cuando Edward ya había terminado su café, un plato de cereal y ahora bebía un vaso con jugo— un poco más, ya vi tus intensiones de no terminártelo

—Ya comí suficiente

—Está bien— sonreí ampliamente— pero esta tarde y pediré lo que comerás

—Edward

—Isabella— como replicar cuando me mostraba esa sonrisa torcida tan hermosa— anda un poco más, ya son casi las 7:15 y no querrás llegar tarde

—Ya me doy prisa— intente comer un poco mas pero desistí al sentir que vomitaría, tuve respirar profundamente, fui a lavarme los dientes y por mis cosas.

—Buscabas esto?— me esperaba con la puerta abierta y su mano extendida donde estaban las llaves de mi auto, y su corbata, llegamos al estacionamiento, me acompaño hasta mi auto, abrió la puerta de mi auto como todo un caballero

—Déjame yo te ayudo— le hice el nudo a su corbata antes de entrar a mi auto—Listo mi amor

—Gracias— acorto la distancia que nos separaba, mis labios le dieron total acceso, su lengua rozo mi labio inferior haciendo que un jadeo saliera de mis labios y sus manos colocándose en mi trasero pegándome más a su cuerpo no fueron de gran ayuda, coloque mis manos en su pecho y lo separe lentamente

—La fa…cultad— su frente estaba pagada a la mía, nuestra respiración volvió a la normalidad—Las manos Cullen

—Lo siento— negué al notar como las subía lentamente hasta mi cintura haciendo que una sonrisa se formara en su rostro

—Me tengo que ir o no llegare a la primera hora

—Bella, cuídate

—Si , estaré en la facultad no hay peligro

—Sabes a lo que me refiero si Demetri te molesta solo llámame

—Todo estará bien mi amor— lo bese nuevamente solo que esta vez el me separo

—Llegaras tarde

—Suerte en el hospital, y no quiero a ninguna enfermera en un rango de 5 mts, así que mátenlas lejos de ti— soltó una carcajada

—Hare lo que pueda, sabes que soy irresistible

—Engreído, nos vemos— arranque tuve que acelerar solo tenía 20 minutos para llegar a tiempo, llegue faltando 5 minutos me estacione cerca de mi edificio, y paso lo mismo de siempre apenas deje mi auto varias de las miradas se posaron en mi, algunos me llamaron pero no me gire continúe hasta llegar a mi aula, me acomode justo a la mitad al instante lego Jessica y Tanya ambas se acomodaron a ambos lados.

—Parece que no te agrada vernos

—Hola chicas, que tal su fin de semana

—Magnifico, tienes algo que contarnos?

—Que ya no vivo en casa con mis padres, es eso?

—No, nosotros hablábamos de esto—dejaron sobre mis cosas la nueva edición de People.


...

0 comentarios:

Publicar un comentario

Playlist