No me dejes caer: Capítulo 25



Advertencia


La clase paso mas rápido de lo que hubiera querido, pero agradecía que fuera lunes y que solo era esa la que compartía con ese grupo de arpías que se hacían llamar mis amigas, malditas zorras, las demás clases al igual que la primera se lograba sentir el ambiente tenso y sabía que era porque ya todos se habían enterado de lo que había sucedido con Demetri, era algo que muchos no se creía ya que sabían de sobra las miles de veces que lo había rechazado, además de que él le había aumentado varias cosas a su versión, me canse de desmentirla delante de las chicas, pero eran tan estúpidas que opte por dejar las cosas así, y por sorprendente que pareciera Tanya le había cerrado la boca a Erick que había comenzado con un par de insinuaciones


—Bella, no somos tan malas

—Tengo que irme— podrían decirme lo que quisieran yo las conocía y sabia de lo que podían llegar a hacer

—Te llamaremos más tarde

—Estaré ocupada

—Demasiada actividad con tu nuevo novio

—Yo trabajo— arranque en mi auto, llegue a la oficina en 10 minutos un tiempo record para mi, entre en el ascensor algunos me dirigían miradas interrogantes, esta situación me estaba cansando en la escuela era una cosa, ya que no podía haber mucho, pero la empresa era algo totalmente diferente

—Alguien puede decirme que es lo que tengo de interesante—me cruce de brazos y mi semblante de completa arrogancia apareció haciendo que todos se pusieran un poco pálidos, pero nadie se atrevió a contestar— Veo que nada, así que dejen de observarme y dedíquense a su trabajo

Baje en mi piso feliz de haber logrado que me dejaran tranquila, no volví a sentir una mirada sobre mí, sabía que era algo aterradora si me lo proponía y me agradaba que al menos de esa forma me respetaran

—Hola Bella

—Buenas tardes Megan— le sonreí— que tenemos para hoy

—Tu padre envió uno contrato para que lo revises, ya está sobre tu escritorio, hay una junta para revisar los ajustes de las empresas que están en oriente y el desfile de Dior a las 6, Alice y Rose llamaron para decir que aquí te veían a las 4:30

—Gracias, comenzare a trabajar, me avisas 15 minutos antes de la junta, que nadie me moleste

—Por cierto Felicidades, tu fiesta fue nombrada en todos los periódicos, me tome la libertad de dejarte una edición de cada uno para que leyeras las críticas

—Gracias— entre a mi oficina, en una orilla estaban todos los periódicos, centre mi atención en el contrato que había pedido Charlie, hice las correcciones y los ajustes indicados para un correcto manejo

—Tenemos que hablar

—Claro Charlie pasa— dije ácidamente— acabo de terminar de revisar el contrato, hice unas modificaciones que ayudaran a subir los ingresos

—Es la manera en que te educamos para que termines en la cama de no sé quien

—Educamos?, esa palabra conlleva mucho Charlie

—Yo pague tu educación

—Charlie la educación no solo consiste en pagar un buen internado, se necesitan muchas cosas pero tú no sabes de eso

—Tu madre insinuó que te …

—Hasta cuando vas a seguir dejándote manejar por Renée, creer todo lo que ella te diga

—Disculpa?

—Olvídalo, tienes algo más que decirme? Tengo trabajo que hacer y no olvides que debo de estar presente en los desfiles de la semana de la moda

—Los Foreman, los recuerdas

—Si los inversionistas del Phoenix

—Si

—Que hay con ellos?

—Quieren que tú te hagas cargo de su cuenta y no Michel como hasta ahora

—Por mi está bien, algo mas— mantuve mi vista en mi computadora, abrí el primer archivo que encontré lo único que quería era no tener que verlo

—Quiero que te disculpes con tu madre

—No lo hare, ya te lo había dicho

—Es una orden Isabella

—Estoy consciente de que te debo de obedecer en lo que respecta al trabajo porque eres mi jefe, pero en lo que respecta a mi vida mantente al margen, soy adulta y puedo tomar mis propias decisiones

—Soy tu padre

—Eres solo Charlie, que ya olvidaste donde estamos, en la empresa no eres mi padre eres mi jefe y como tal te debo de llamar simplemente Charlie, en la casa puedo llamarte papa, pero ya no vivimos bajo el mismo techo así que solo eres Charlie

—A que estás jugando— grito

—Al mismo juego que tu

—Insolente

—Todo lo he aprendido de ti

—Te desconozco Isabella, donde quedo Isabella mi hija

—En el mismo lugar donde quedo mi padre, si me disculpas tengo que salir— tome mi bolso y salí dejándolo aun sentado, camine hasta llegar al Starbucks que estaba as cerca, algo muy extraño estaba sucediendo, mi padre había hablado conmigo había gritado pero solo en una parte de la conversación y no como siempre lo hacía, compre varias revistas de espectáculos donde figuraba mi nombre y el de Edward, regrese a la oficina donde ya no estaba mi padre.

Estuve un poco mas trabajando antes de que la junta diera comienzo, me senté junto a mi padre tenía toda mi atención en la presentación, y lo ignoraba a él, me hizo algunas preguntas con su habitual tono frio intentando hacerme menos de nuevo, pero esta vez no me deje, contraataque dejando en claro mis puntos de vista, ganándome un par de miradas de sorpresa ya que nadie se atrevía a contradecir a Charlie y menos yo, lo había hecho en un par de ocasiones pero nunca en plena reunión .

—Suficiente Isabella, es una propuesta inadecuada

—No lo es, si siguen hacemos ese cambio tendremos una modificación en los ingresos, en un principios serán mínimos pero en dos meses se multiplicaran y lograremos posicionarnos en el 4 puesto en oriente

—Pero si lo hacemos a mi manera el ingreso será inmediato

—Pero no olvides que el próximo bimestre es en que hay mas devaluaciones y si haces eso todas tus ganancias se verán reducidas a la mitad y por lo tanto continuaras en el mismo sitio

—Se harán las cosas a mi manera

—Pero mi propuesta es mejor

—No está a discusión, se harán a mi manera

—Perfecto, pero cuando sientas la soga en el cuello debido a que los ingresos se vienen abajo espero que no nos culpes, es tu responsabilidad

—Es una amenaza Isabella

—Es solo como serán las cosas

—Ahora eres adivina

—Solo estoy al corrientes de los tipos de cambios y de lo que se viene el próximo bimestre, es el más duro en 5 años y debemos de hacer los movimientos paulatinos de lo contrario nos veremos afectados

—Charlie si me lo permites yo concuerdo con Isabella, los recientes estudios marcan que se aproxima una devaluación

—Maxwell, te estás poniendo del lado de Isabella

—Charlie no soy el único que estoy de acuerdo, no solo pondrás en riesgo las empresas de oriente si no que esto afectara a toda la corporación

—Pongámoslo a votación— gruño mi padre apretando sus nudillos

—Los que estén de acuerdo por la propuesta de Isabella levante una mano— propuso Maxwell mi sonrisa se amplió al notar que era secundada por 15 de 25— es un hecho es la propuesta ganadora

—Isabella quiero un por escrito los movimientos a realizar para llevar a cabo tu propuesta, para mañana a primera hora

—Te lo enviare por correo

—Sobre mi escritorio

—Ahí lo tendrás

—Regresen a sus trabajos— ordeno mi padre, todos nos levantamos recogimos nuestras cosas dejando a mi padre aun sentado tras su escritorio, le había ganado en su terreno, era momento de que el mismo comenzara a respetarme en este ámbito, baje del ascensor Megan comenzó a hacerme señas para que me diera prisa

—Te la comunico— la vi enviar la llamada a mi oficina— Es Edward

—Gracias— entre a mi oficina y tome la llamada

—Hola mi amor

—Hola hermosa

—Te iba a llamar, iré con las chicas a uno de los desfiles y estaba pensando que tal vez después podríamos ir a cenar todos

—Algún lugar en especial

—Decidan ustedes, el desfile es a las 6 así que a las 8 estaremos libres

—Me pondré de acuerdo con los chicos y te llamo para decirte el lugar

—Si, dime a que debo tu llamada

—Solo quería escucharte

—Yo también te extraño

—Mi amor tengo que colgar me están llamando

—Diviértete, por cierto te amo

—También te amo hermosa, nos vemos en la noche— colgué justo cuando la puerta era abierta

—Hola cuñadita tienes una sonrisa tonta

—Listas para estar en primera fila—ignore su comentario

—No puedo creer que vamos a estar en primera fila en un desfile de Dior

—Solo envió un archivo y nos vamos

—Claro Bells, no crees que a tu oficina le hace falta un poco de luz— sonreí sin apartar la vista de mi computadora, apenas había llegado y esta chica ya estaba pensando en remodelar mi oficina, que seguía después, todo el piso

—Que te causa tantas gracias

—Alice, no tienes ni 5 minutos y ya estas planeando en remodelar mi oficina

—Es solo que se ve un poco sombría

—Así está bien, listo es hora de marcharnos

—SI!

Me retoque el maquillaje y acomode mi cabello, revise que todo estuviera en su lugar, de la vestimenta no me preocupe mi vestido era lo indicado, sabía que en la facultad muchos me había mirado extraño por asistir un poco mas glamurosa de lo que usualmente lo hacía, pero no tendría tiempo de regresar y arreglarme, ambas chicas también iban arregladas de una manera más elegante pero sin tocar el extremo. Llegamos al lugar del evento entre las grandes carpas dispuestas para este magno evento, ambas mantenían una sonrisa enorme en su rostro, nos detuvimos para ser fotografiadas y un par de entrevistas, esta es la parte que odiaba que se me viera como una celebridad, por favor yo soy una empresaria, pero en estos momentos parcia más importante conocer mi relación con Edward que algo referente a mi trabajo

—No sabíamos que eras una celebridad Bells

—No lo soy, esto se está saliendo de control, detesto estar bajo el ojo de la prensa

—Entonces porque te asedian en estos momentos

—Jamás había dado de que hablar, siempre mantenía un perfil bajo, bueno excepto en las fiestas de los fines de semana, pero en esos lugares había personas mucho mas importantes por lo que no se me prestaba demasiada atención, pero tal parece que mi relación con Edward le ha dado a la prensa de que hablar

—Te molesta eso— me pregunto Alice con cautela

—Claro que no tonta, tengo al novio más maravilloso, lo único que detesto es que todas se lo comen con la mirada

—Pero eres tú la que lo tiene en su cama— susurro Rose soportando las ganas de reír, yo solo negué y Alice se burlo

—Rose estamos en medio de un desfile de modas

—Vamos cariño en algún momento tendrás que hablar

—Yo no deseo escucharlo, por si lo olvidaste Rose son mis hermanos

—No lo olvido pero es algo que encuentro bastante divertido, por fin hay un tema que es tabú para ti cuñadita

—No me interesa tener ese tipo de imágenes en mi cabeza

—Es lo más normal Ali, Edward es…

—Bella no sigas— se llevo las manos a sus oídos para evitar escuchar

—Bien hecho Bella

—Ya va a comenzar— chillo Alice

El desfile duro aproximadamente una hora, la cara de ambas era impagable hablaban en términos que no llegaba a comprender por lo que opte que el próximo desfile las dejaría una al lado de la otra y no me quedaría entre ellas como estaba ahora, era una colección llena de color y hubo algunos diseños que compraría apenas estuvieran a la venta, nos mantuvimos en nuestros puestos en lo que la mayoría salía del lugar.

—Vamos chicas, esto lo amaran— camine hacia una sala alterna

—Estas bromeando?

—Es en serio Bella?

—Caminen— tome a cada una de las manos y las arrastre ya que se habían pegadas al piso, en la puerta había un grupo de hombres grandes, corpulentos con mirada de pocos amigos

—Es área restringida

—Soy Isabella Swan, nuestros pases lo tiene Gustav

—Srta. Swan, pase sentimos detenerla

—Gracias, vamos chicas

—Oh por dios— chillaron ambas

—Isabella, como estas querida, luces más delgada pero tan bella como siempre

—Lidia, muy bien y tú?

—Pensé que no habías asistido, vi a tu madre solo con sus amigas

—Vine con mis amigas, ella es Rose y Alice, chicas ella es Lidia la mano de derecha de John

—Mucho gusto— saludaron ambas

—En un momento estará disponible, te dejo tengo que revisar un par de cosas

—No importa, muchas gracias por la ayuda

—Es un placer querida, tomen lo que gusten— señalo la mesa de bocadillos

—Bella que es lo que te traes entre manos

—Esa es una sorpresa— tome una copa de champagne para cada una

—Nunca creí que podría entrar a esta área

—Síganme— me moví entre el grupo de personas, había celebridades, modelos y la sorpresa para las chicas, cuando me detuve ambas prácticamente se quedaron con la boca abierta, creo que les gusto mi sorpresa

Veinte minutos después de las ocho logramos llegar al restaurant que los chicos habían elegido, no tardamos en encontrarlos en cuanto nos vieron sonrieron, bese en la mejilla a Emmett y Jasper para depuse sentarme junto a Edward y besarlo, un pequeña tos nos hizo separarnos

—Podrían dejar de ser tan efusivos— se burlo Emmett quien tenía su brazo sobre los hombros de Rose

—Déjalos Emmett ustedes eran peores— intervino Jasper

—Gracias Jazz

—Y que tal el desfile?— ambas chicas gritaron, yo reí, los chicos juntos con el resto de los que estaban en el lugar las miraron con sorpresa

—No debiste de preguntar eso Em— tome un sorbo de la bebida de Edward

—Tan malo fue

—Fue excelente

—Bella nos dio una SORPRESA!

—Que les hiciste para tenerlas así de eufóricas— Emmett levanto las manos intentando arremedar a su hermana

—Solo la presente con John— todos me vieron sin entender

— John Galliano, el diseñador de Dior— chillo Alice— hablamos con el

—Como conseguiste hacer eso hermanita

—Soy una Swan— me encogí de hombros— esto es lo único bueno de todo, conozco a los diseñadores más prestigiados, la ventaja algunos de ellos me regalan ropa para los eventos importantes

—Wow eres más importante de lo que creía hermanita, pero como es que no apareces demasiado en las revistas

—Prefiero mantener un perfil bajo, solo aparecía en mis locos fines de semana pero dejaba que nos fotografiaran para hacer rabiar a Renée— la mano de Edward presiono la mía y beso mi mejilla

—Aun hacen falta algunos mañana podrán platica con Karl Lagerfeld—nuevamente gritaron

—Bella deja de hacer eso o por su culpa nos echaran— se burlo Edward

—Ellas están emocionadas déjalas disfrutar, además el jueves está el de Vera Wang, hable con ella hace un par de días, le hable de ustedes y me dijo que le interesaba conocerlas, se que ustedes planean poner su propio negocio pero podrían practicar con Vera

—Estas hablando en serio?

—Chicas en lo que llevamos de la noche, les he mentido—ambas negaron— aprovechen las oportunidades que les estoy brindando

—Porque haces esto?

—Es lo mínimo que puedo hacer después de lo que ustedes han hecho por mí

—Bella no tienes que hacer nada por nosotros

—Dejen que utilice mis influencias

—Te das cuenta de que primero ayudaste a Emmett a conseguir empleo en la firma mas importante, prácticamente a Rose y Alice las dejaste en manos de una prestigiosa diseñadora

—Solo faltas tú y Edward— señale

—Edward ya no necesita más, te tiene a ti— no pude contestar ya que el mesero llego a pedir nuestra orden, Edward pidió por mi ignorándome, me molestaba que las personas intentaran tomar decisiones por mí, pero Edward era diferente con él me sentía protegida y el que decidiera algunas cosas no me molestaba, mis pensamiento fueron interrumpidos por el sonido de mi teléfono

—Si

—Quiero el escrito a primera hora sobre mi escritorio Isabella

—A estas horas ya debe de estar ahí, esta todo claramente especificado

—Mañana te quiero e mi oficina a la 1

—Eso es imposible Charlie, mañana salgo a las 3 así que nos veremos a las 3:30

—Se puntual

—Siempre lo soy— colgó sin decir nada mas

—Todo bien Bells

—Si Em, de maravilla

—Sucedió algo relevante en el trabajo

—Si— sonreí— logre que aceptaran una propuesta para la empresa, ignorando la que Charlie estaba proponiendo, la mayoría estuvo de acuerdo con la mía lo que no le agrado pero como fue por votación no tuvo más opción

—Esto merece un brindis— Alice alzo su copa y todos la seguimos

La cena transcurrió entre platicas, risas y ocurrencias de nuestro oso amigo, no entendía como Emmett se comportaba como un niño en el cuerpo era el de un chico bastante intimidante, cada uno de ellos tenía su esencia esa que los hacía únicos.

La semana paso mas rápido de lo que esperaba, asistimos a un desfile cada día de la semana, nunca me había divertido tanto en un evento de este tipo, antes era prácticamente arrastrada por mi madre, la había visto un par de veces, pero ella fingía no verme y yo estaba agradecida por ello, al menos no tenia que soportarla.

Ya era viernes y estaba en mi departamento terminándome de arreglar, esta noche saldríamos a un bar, para celebrar que las chicas habían obtenido varias propuestas de empleos junto a los mayores diseñadores, no negare que me sentía extraña tenía tiempo que no salía un fin de semana , sabía que todo saldría bien estaría con Edward y los demás, unos acompañarían algunos amigos de la facultad de las chicas.

Me coloque un minivestido azul, unas zapatillas altas, deje mi cabello suelto levemente recogido con dos prendedores, el maquillaje un poco más cargado y accesorios plateados

—Te ves irresistible— susurro a mi oído logrando que mi piel se erizara

—Tu también luces muy guapo— lo ayude a termine de abotonar su camisa negra

—Es hora de irnos, quedamos de encontrarnos con los chicos ahí

—En tu coche o en el mío

—En el mío amor— me puso el abrigo y salimos del departamento, el trayecto del ascensor fue excitante nuestros labios se mantenían unidos, para después descender por mi cuello logrando que un jadeo se escapara de mis labios

—Detente o tendremos que regresar

—Solo debo de presionar el botón y regresamos— sonrió pícaramente

—Y que tu hermana nos mate, no señor Cullen, no olvides que esta es su noche

—Tienes razón— abrió la puerta de su auto y salimos del edificio, agradecía que fuera un lugar cerca de donde vivíamos, como lo recordaba las filas eran enormes, ahí estaban Emmett, Rose Jasper y Alice quien sonrieron al vernos llegar, deje el abrigo en el auto y tome la mano de Edward

—Luces bellísima Bella

—Gracias chicas ustedes también

—Nos quedaremos aquí o intentamos entrar

—Síganme— las manos de Edward se acomodaron en mi cintura, sabía que estaba dejando claro que no estaba sola, a veces era un poco celoso pero no podía decir nada porque yo lo hacía lo mismo— Hey Louis

—Bella?

—Quien mas— sonreí

—Tiempo sin verte, solo son los 2

— Somos 6
—Pasen— una de las anfitrionas nos guio hasta una de las mesas en la zona VIP, la música era grandiosa inconscientemente comencé a mover el cuerpo

—Hermanita conoces todos los bares de la ciudad

—Los más exclusivos si, cuando quieran les doy un tour

—Eso me agrada— desordeno un poco mi cabello, pedimos nuestra bebidas y comenzamos a platicar entrando en ambiente en lo que llegaban los amigos de las chicas, cosa que no tardo demasiado al cabo de 20 minutos se nos habían unido un grupo de 15 de sus amigas y amigos y nuestras bebidas habían desaparecido los chicos amablemente habían por otra ronda

—Eres Isabella Swan— pregunto uno de los chicos quien recorrió mi cuerpo de manera bastante desagradable

—Eso es el nombre que aparece en mi identificación

—Es un placer conocerte, solo te había visto por los pasillos

—Estudia economía?

—Si, no es grandioso, somos colegas— se acomodo junto a mi— las chicas comenzaron a reír ante el chico tan directo— lo siento mi nombre es Jonathan

—Un placer conocerte Jonathan— estreche su mano y él me jalo para besar mi mejilla

—Dios no van a creer mis amigos cuando les diga que estuve con una de las chicas más populares de la facultad

—De donde conoces a las chicas— le señale a Rose y Alice

—Son compañeras de mi prima— me señalo a una chica rubia bastante común

—Edward Cullen— la mano de Edward estaba extendida hacia mi acompañante o debía de decirle acosador

—Jonathan Watson, y tu de donde conoces a las chicas— Edward se sentó a mi otro lado y en un rápido movimiento me acomodo sobre sus piernas, la mirada del pobre chico era de confusión

—Rose por cuestiones de familia y Alice es la hermana de Edward quien es mi novio

—Tu novio?

—Si, esta chica es mía— hizo a un lado mi cabello y beso mi cuello, el chico se disculpo y se alejo de nosotros

—Eres malvado

—Solo pongo en claro mi territorio

—Vamos a bailar— nos acomodamos junto a Rose que se movía sensualmente con Emmett— Listo para mostrarles a Rose y Emmett como se baila

—No soy muy bueno

—Déjate llevar—Edward me rodeo la cintura con sus manos dejándolas apoyadas entre mi espalda baja y mi trasero, comencé a moverme al ritmo de la música hundiendo mis manos en su cabello y cerré los ojos disfrutando de la música

—Me vuelves loco— me susurro , sonreí antes de girarme coloque mis manos sobre las suyas que aun estaban en mi cadera pegue mi trasero a su entrepierna y continúe moviéndome al ritmo de la música que cada vez se hacía más sensual, lleve una de mis manos hacia su cuello su respiración era más acelerada al igual que la mía

—Edward— murmure como un jadeo que me quedo claro había escuchado, sus manos se aferraron mas a mi cadera pegándome más a su cuerpo haciéndome notar que se estaba excitando, me gire y de inmediato nuestros labios se encontraron, nuestras lenguas se entrelazaban, un nuevo jadeo se escapo de mis labios al notar que sus manos apretaban mi trasero logrando que su erección chocara contra mi estomago

—Hey, las manos donde las pueda ver— grito Emmett al momento que la canción cambio, no lo voltee a ver solo escondí mi rostro en el pecho de Edward

—Se está vengando, siempre le decía lo mismo, él y Rose no saben contenerse

—Lo haces muy bien para no ser muy bueno

—Solo me deje llevar

—Veo que aun recuerdas como moverte

—Tanya

—No sabía que estarían aquí

—Porque no se nos unen

—Así estamos bien

—Ok, nos vemos— le sonrió coqueta a Edward, se fue hacia el otro extremo con sus movimientos de cadera y pensar que yo llegue a comportarme así

—Prefiero las castañas

—Más te vale

—Vamos a divertirnos— volvimos a bailar solo que esta vez no lo hicimos como lo habíamos hecho ya que apenas nuestro cuerpos se rozaban y Emmett gritaba algo, baile un par de canciones con el oso sus movimientos eran bastante cómicos, me disculpe para ir al tocador donde ya estaban las chicas

—Dime Isabella que tal te fue con Renée

—Eres un cobarde, tengo que estar sola para que te atrevas a decirme algo

—Tu y tu noviecito me las van a pagar, nadie me saca de una fiesta

—Yo lo hice

—Deja las apariencias, sabes que él no te hace sentir como lo hago yo

—Sabes tienes razón— su sonrisa se amplio— tu solo me produces asco y no eres lo suficientemente bueno en la cama además de que tienes un problemita pequeño, pero Edward, Oh dios! Es buenísimo, el si sabe como complacerme y no tiene ningún problema

—Quieres que te demuestre que soy mejor

—No te me acerques

—Tienes miedo de no poder contenerte— me reí ante su comentario tan estúpido

—Creí haberte dicho que te mantuviera lejos de mi novia

—Nadie toca a Bella y se queda tan tranquilo

—Y tú quien eres

—Emmett, recuérdalo y también recuerda que si no la dejas en paz te partiré la cara

—Tú y quien más

—Yo solo— solo vi a Demetri unos cuantos centímetros lejos del piso, Emmett lo había levantado su semblante era uno que no conocía, estaba furioso

—Suéltame imbécil

—Mira niñito, no me importa de quien seas hijo, solo no olvides que si te acercas a Bella te las veras con nosotros, además no es de caballeros dar a conocer la intimidad de ninguna chica

—Tú no me vas a decir lo que está bien o no

—No tiene caso, eres una basura— lo dejo caer— así que mantente al margen de Bella, ella no está sola

—Esto no se queda así, todos me las van a pagar van arrepentirse de esto

—Solo lárgate— se fue hacia donde estaban los demás— estas bien hermanita

—Gracias

—No puedo perderte de vista ni un segundo porque los perros te atacan

—Yo ya hice mi trabajo, voy antes de que Ali se tome mi cerveza

—Ya lo está haciendo— le señalo

—Eso si que no— se fue de regreso a la mesa apartando a todo el que se le ponía en el camino

—Entra al tocador

—Planeas quedarte aquí esperándome?

—Después de lo que paso no planeo dejarte sola, así que entra— me empujo hacia la entrada, me retoque un poco, y acomode mi cabello y mi vestida para salir, ahí estaba dos chicas de cada lado, una jugaba tontamente con su cabello y la otra sonreía como idiota, estaban en mi terreno

—Que amable de su parte— ambas chicas se giraron para verme con su mejor mirada de odio y Edward sin comprender, camine hasta el me estire un poco para besarlo, mordí su labio para después girarme a ambas chicas molestas— Este hombre es mío, así que vayan y busquen en otro lado

—Estúpida zorra— escuche murmurar a una de ella

—Querida— la llame

—Qué?

—No vuelvas a llamarme zorra, por si no te has visto, tú si pareces una y por cierto barata— tome la mano de Edward y me dirigí hasta donde estaban todos

—Que fue eso?

—Solo te cuido de las zorras de este lugar, eres mío Cullen— junte nuestros labios, su lengua jugaba con la mía, aferre mis brazos a su cuello y el a mi cintura levantándome unos centímetros del suelo

—Esas manos

—Cállate Emmett— lo calle para regresar a los labios de mi novio, hasta que el aire nos hizo separarnos

—Sabes me conviene el que estés un poco celosa si vas a besarme de esta manera

—Tonto

—Aun así me quieres

—Demasiado, podrías bajarme

—Para qué?

—Quiero bailar un poco mas— no hizo falta decir más me dejo de nuevo en el suelo para poder bailar muy pegada a su cuerpo, parecía que no era que no supiera moverse era el hecho de que era un tanto tímido y no le gustaba ser el centro de atención, pero yo lograba que dejara a ese Edward tímido de lado y se dejara llevar, no habíamos llegado tan lejos como la primara canción, pero había sido excitante.

Cerca de las 5 de la mañana salimos del lugar, ambos compartimos una sonrisa cómplice ya sabíamos que l que haríamos en cuento estuviéramos en el departamento y debo de admitir que o ansiaba, nos era imposible estar juntos entre semana debido a nuestras obligaciones, el llegaba un tanto cansado por el trabajo y yo la mayoría del tiempo tenía que quedarme despierta hasta tarde a terminar trabajos y revisar documentos de la empresa, es por eso que los fines de semana eran lo que más esperábamos

—Bella, crees que nos puedas aceptar en tu casa, es tarde para llegar a la nuestra y Carlisle no estará muy feliz

—Claro Ali— mi noche se había arruinado o tal vez no

...

0 comentarios:

Publicar un comentario

Playlist